sábado, 19 de febrero de 2011

FASSOULIA B'ZEIT / Judías verdes con tomate

Cocer en abundante agua



Pensad en cuantas veces hemos leído esta frase. Mediterránea. Nuestra.

No hay libros de recetas que no incluyan entre sus páginas un "cocer la pasta en abundante agua" o un "hervir las patatas en una olla con agua en abundancia"

Bueno sí.

Los libros de cocina palestina.

Tengo uno, Classic Palestinian Cuisine, de Christiane Dabdoub Nasser y entre sus páginas apenas si encontré esta frase. Curioso? Puede. Casual? En absoluto.

Todos los detalles tienen un trasfondo menos inocente de lo que aparentan. Y el agua es un tema muy sensible. Hay tantos pequeños detalles relacionados con ella, -con su ausencia- que sería difícil enumerarlos.

El más visible es la respuesta a la pregunta
- ¿Cómo diferencio una casa palestina de una casa de colonos?
- Por la presencia de depósitos para acumular agua en los tejados. Hay uno sobre cada tejado palestino.

Desde que existen los Territorios Ocupados, esto es desde 1967, Israel ha ejercido una política de privación del agua al pueblo palestino. Todos tenemos en mente la escasez de agua lógica en un país enclavado en un clima desértico, con una ausencia de lluvias acuciante y muy limitados recursos hídricos.

El gobierno israelí se ha hecho con el control de una buena parte de los recursos hídricos de los Territorios Ocupados, y los cede para el uso de la población israelí, incluidos por supuesto los asentamientos ilegales. Los palestinos a veces se ven resignados a comprar a empresas israelíes el agua que fluye bajo su propio suelo.

¿Dónde está el agua?

...En el Río Jordán, que es interceptado antes de llegar a territorio palestino, el lago Tiberias.
...En los acuíferos subterráneos.

¿Cómo se distribuye?

...El 89% del agua está en manos del gobierno de Israel.
...Cada palestino dispone de 60 litros de agua por persona y día, en el mejor de los casos (hay quienes reciben 10 litros).
...La OMS recomienda que cada persona disponga de 100 litros de agua al día.
...La población israelí compensa esta cifra: consume 280 litros por persona y día.
...El 85% del agua potable en Gaza no es apta para el consumo humano, ya que está contaminada antes de llegar.

¿Como hacer que parezca legal?

...Negando el acceso a los palestinos residentes en Cisjordania al agua del Río Jordán
...Negando los permisos administrativos para la explotación de los recursos hídricos
...Negando el acceso a los principales acuíferos
...Limitando el desarrollo de estructuras ligadas al agua (canalizaciones, saneamiento...)
...Drenando progresivamente el lago Tiberias y llevando el agua a un depósito en el Río Jordán, para dar cobertura a los asentamientos del desierto de Negev y de algunas ciudades próximas.

¿Cuanto es un litro de agua? ¿Qué significan 60 litros por persona y día?

...En una ducha de 5 minutos gastamos de 75 a 125 litros de agua.
...Cada descarga del retrete necesita de 10 a 12 litros de agua.
...En fregar los platos con el grifo cerrado se van 20 litros de agua.

Por todas estas razones, nos encontramos con el hecho curioso, que no casual, de que en Palestina la verdura no se cuece en abundante agua sino que se prepara así.



FASSOULIA B'ZEIT [JUDÍAS VERDES CON TOMATE]

Judías verdes frescas, 1 kg
Cebolleta, 1-2 piezas (120-150 grs)
Ajo, 2 dientes
Aceite de oliva, 1/4 taza
Tomates frescos, 4 piezas medianas
Sal, 2 cc
Pimienta, 1 cc
Zumo de tomate, 1/2 taza (opcional)
Perejil picado, 1/2 taza



PREPARACIÓN

Se limpian las judías y se retiran las puntas duras y las hebras laterales. Se cortan. Se limpian y pican las cebollas y el ajo.

En una sartén honda ponemos a calentar el aceite y sofreímos la cebolla durante unos 3 minutos. Pasado este tiempo, añadimos el ajo y sofreímos el conjunto con cuidado de no quemarlo.

Añadimos ahora las judías, y las mezclamos bien para que queden cubiertas de una fina película de aceite, incorporamos la sal y las especias y cocinamos el conjunto tapado y a fuego bajo durante 10 minutos. Si es necesario, se puede añadir 1/2 taza de agua (podemos usar algo menos de aceite y añadir agua en este momento).

Mientras tanto, pelar los tomates y picarlos en cubos, que incorporaremos a la sartén al cabo de estos 10 minutos. Una vez añadidos, cocinamos todo unos 20-30 minutos. Si los tomates han soltado poco jugo, añadimos el zumo de tomate para compensarlo y rectificaremos la sal.

3 comentarios:

  1. COnfío, siempre confío en que las cosas cambiaran.
    Me gusta la receta de judías con tomate.
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  2. Y sin embargo para nosotros, el agua es un bien que no sabemos valorar lo suficiente. Suben el recibo de la luz, del gas, del teléfono, pero poco se oye hablar de la subida del agua. Yo creo que en este país en el que vivimos, está infravalorada, desde un punto de vista económico. Es de los recursos que deberían ser más caros para realmente apreciarla y valorar su importancia. Pero muchos no lo hacen. Me produce dolor de cabeza ver derrochar agua porque sí. Es superior a mí ver un grifo abierto, derrochando agua, y no implorar que se cierre el maldito grifo, por Dios.

    Tu receta nos muestra como se es capaz de conseguir fruto adaptándose a las circunstancias. Con nada de agua se consiguen una judías aptas para comer. En la TMX las hice hace unas semanas, y sin nada de agua, siguiendo una receta de charocarré.

    Tu entrada nos muestra el privilegio de unos pocos y que tan poco valoran los de este lado.

    Besos y feliz finde.

    PS: Me alegro de leerte, pensaba que te había tragado la tierra.

    ResponderEliminar